¿Cómo moverte por Estados Unidos?

Si estás pensando en viajar a Estados Unidos, una de las cuestiones más importantes es el transporte. Saber cómo moverse por Estados Unidos es interesante ya que necesitarás moverte.

Por suerte para ti, en este artículo vamos a desglosar las diferentes opciones que tienes a tu disposición, su coste y otros datos de interés que te ayudarán a moverte sin límites por este gran país.

Saca el bolígrafo y la libreta y toma nota.

Moverse en avión

Estados Unidos tiene una extensión descomunal, especialmente visto desde los ojos de un europeo (seguro que una persona de nacionalidad rusa o china tendrá otra concepción); por ello, una de las mejores formas de desplazarte es en avión, que necesariamente es el medio más caro. Eso sí, es el que menos te permitirá empaparte de la ruta.

Casi todas las ciudades de cierto calado cuentan con su propio aeropuerto. Concretamente, en Estados Unidos hay 375 aeropuertos domésticos para facilitarte la conexión con diferentes puntos del país.

Para acceder a un buen precio en tus billetes, tienes varios trucos a tu alcance. Por un lado, la antelación suele resultar clave para pagar menos, aunque en ciertos escenarios, comprar con escaso margen y viajar de “última hora” puede garantizarte el mejor precio (sobre todo si viajas solo y sin restricciones de fechas). Otro truco es no volar un viernes o un domingo, sino hacerlo entre semana. Y, por supuesto, procura borrar tus cookies antes de hacer la compra final.

Siguiendo estos consejos, puedes comprar un billete de solo ida desde Nueva York a Los Ángeles por menos de 80 €.

Moverse en coche o moto

Los viajeros más empedernidos te dirán que Estados Unidos se disfruta en la carretera, y no les falta razón. La mejor forma de captar toda la esencia del país es atravesarlo a través de sus interminables interestatales. Asimismo, si tu intención es visitar alguno de los dos países limítrofes, deberás estar al tanto de la situación de ambas fronteras. Piensa que existen más de 20 borders entre Estados Unidos y Canadá, y más de 40 con México.

También debes conocer la situación de las carreteras, las previsiones meteorológicas y otros datos relevantes para el automovilista o motociclista.

En caso de que te decidas por este medio, la archiconocida Ruta 66 es el itinerario por excelencia, que conecta el este y el oeste del país a lo largo de 3940 kilómetros cargados de aventura. En un principio, esta travesía discurría desde Chicago hasta Los Ángeles a través de Kansas, Oklahoma, Texas, Nuevo México, Arizona y California; sin embargo, recientemente la ruta ha sufrido modificaciones para adaptarse a los nuevos tiempos.

Aquí hablamos más sobre la Ruta 66 >>

Con respecto al precio de esta forma de desplazamiento, dependerá de varios factores: el consumo del coche o moto y el precio del alquiler del vehículo, la distancia a recorrer y el precio de la gasolina. Las primeras variables solo tú las conoces; con respecto al precio de la gasolina, el litro supera ligeramente los 0,50 €.

Moverse en transporte público

Otra opción muy interesante (y más ecológica que alquilarte un coche tú solo) es hacer uso del transporte público (autobús, tren, metro…):

Muévete en tren y metro

Todas las grandes urbes están conectadas mediante la red ferroviaria de Estados Unidos. Los nodos más complejos los puedes encontrar en torno a Nueva York, Washington, Chicago, la bahía de San Francisco o Los Ángeles.

En cuanto a los trayectos interestatales, su precio suele ser más elevado que si compras un billete de avión, aunque también depende del día y de la antelación. Por ejemplo, si quisieras viajar mañana desde Chicago a Los Ángeles, un billete de ida te costaría 130 €.

Muévete en autobús

Se trata del medio más económico (al margen del autostop y las plataformas de viajes compartidos) para moverse por Estados Unidos. Greyhound es la empresa más conocida en viajes de larga distancia. Megabus y Trailways, por su parte, intentan hacerse con su cuota de mercado ofreciendo billetes más baratos.

A nivel interurbano, también son ideales y te permiten ver la ciudad. El viaje suele costar unos 3 dólares por trayecto.

Muévete en taxi

Para los desplazamientos dentro de ciudad, el taxi sigue siendo una vía cómoda y eficaz para alcanzar tu destino. Además, como en el caso de Nueva York, se trata casi de un atractivo turístico.

Con respecto al precio, de forma aproximada, la bandera baja a partir de 2,50 $ y luego debes añadir entre 1,5 y 2 $ por milla, que vienen a ser unos 1,6 kilómetros. Suelen cobrar suplemento por equipaje o si les haces esperar.

Otra interesante opción: Uber

También existen plataformas como Uber. Te descargas su aplicación móvil y desde ella solicitas el transporte. Un coche vendrá a tu ubicación a recogerte y te llevará donde le hayas indicado. Esta opción es similar al taxi pero en su versión actualizada.

Con un Uber podrás moverte bien por la ciudad que quieras y entre ciudades. Suelen ser más baratos que el taxi tradicional pero con un servicio más personalizado (y muchas veces más esmerado).

Conclusión

En definitiva, tienes muchas opciones a tu disposición para moverte por Estados Unidos. De tu presupuesto y de tu disponibilidad de tiempo dependerá la elección del medio o medios más oportunos.

Recuerda que tienes más información en los portales oficiales de las compañías de transporte, y no te olvides de consultar las posibles restricciones impuestas a causa de la pandemia.

Por último, viaja seguro: ponte la mascarilla y sigue a rajatabla las indicaciones del personal de transporte.

👉👉👉 Comparte como quieras👇